foto1

HISTORIA

Fue en 1960 cuando varias parejas de baile tradicional, bajo la dirección de los maestros Emilio Pulido, Melitón Salas y Daniel González Romero, se organizaron para formar un grupo que representaría a la Escuela de Artes Plásticas.

Fue en 1960 cuando varias parejas de baile tradicional, bajo la dirección de los maestros Emilio Pulido, Melitón Salas y Daniel González Romero, se organizaron para formar un grupo que representaría a la Escuela de Artes Plásticas. En 1966, el entonces Rector, Lic. Ignacio Maciel Salcedo, oficializó el grupo con el nombre que ahora conocemos; Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara. Poco después, Rafael Zamarripa asumió la dirección artística del grupo por alrededor de una década, hasta 1979.

Sin duda alguna esta compañía ha expresado esa sensibilidad innata del mexicano y ha contribuido a forjar la admiración por la esencia artística de nuestro folclor nacional y nuestras raíces culturales.

El Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara tiene como misión difundir y preservar las tradiciones culturales mexicanas expresadas en la música y la danza al recrear en sus coreografías los elementos que están presentes en la vida cotidiana de las distintas regiones, presentando un espectáculo que asombra al público extranjero y nacional, despertando el interés por conocer y rescatar las manifestaciones multiculturales del país.

El Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara tiene un estilo coreográfico y escénico propio, donde los bailes tradicionales se acompañan de música viva, ejecutada por músicos cuyos instrumentos son igualmente característicos de las regiones que se representan.

Esta labor ha sido posible gracias a que a lo largo de su trayectoria, esta compañía ha hecho escuela formando a niños y jóvenes en talleres informativos, garantizando la calidad artística de sus integrantes. Danza y coro, se integran en una misma estructura cuya finalidad es alcanzar el reconocimiento académico e integrarse en una escuela de danza y canto. El actual director, Carlos E. Ochoa refuerza la trayectoria de la compañía gracias a su experiencia y a su investigación exhaustiva del folclor.

Actualmente la compañía oficial está integrada por quince parejas de bailarines y doce parejas de cantantes. El grupo residente y el Ballet Oficial Infantil se componen por un número igual de ejecutantes. En total se cuenta con 168 artistas capacitados para actuar en danza y música coral en tres distintos niveles de perfeccionamiento. Además del coro del Ballet, la música en vivo que acompaña al espectáculo es uno de sus principales atractivos. Los instrumentos musicales van desde los tambores de barro, el teponaxtle y los caracoles, hasta los violines, vihuelas, mandolinas y trompetas, sin omitir timbal, tarola y saxofón.